Indignación política

junio 24, 2009 at 6:17 am (Política) (, , , , , , )

No puedo contener mi rabia ante la lectura de una noticia sobre el acuerdo entre IU-ICV y el PSOE para elevar los impuestos a las rentas más altas. El acuerdo tenía los siguientes puntos:

– Subir el tipo impositivo a las rentas más altas

– Rectificar y dar progresividad a la deducción de 400 euros.

– Rectificar y dar progresividad a la ayuda de 2.500 euros por hijo

– Modificar la tributación de los deportistas extranjeros de élite, fijada ahora en el 24%.

El acuerdo se rompió porque el PSOE le pedía a Izquierda Unida que a cambio de llevar a cabo estas medidas, votase favorablemente otra propuesta en el congreso. ¿No debería apoyar el PSOE una subida de impuestos a los ricos sin pedir nada a cambio porque se trata de un partido “obrero”?

Me da asco y repugnancia que un partido que se hace llamar “socialista” y “obrero” exija a Izquierda Unida que voten una moción que le interesa al PSOE a cambio de hacer el “esfuerzo” de subir los impuestos a los ricos.  No deberían pedir nada a cambio cuando tomen medidas de izquierdas. No es una concesión a Izquierda Unida, ni un favor, sino que es como se debe comportar un partido de izquierdas.

Después de contemplar cada día detalles como este, sigo pensando que el voto útil es no votar al PP ni al PSOE. Porque votarles es sinónimo de inmovilismo y de mantener las desigualdades sociales año tras año. Tenemos una abstención del 54% en las últimas elecciones, porque cada día que pasa, los grandes partidos nos representan menos y se ha conseguido que votar a los pequeños partidos sea visto como algo extraño e inútil.

No soy conformista y nunca lo seré, por eso tengo claro que nunca votaré a los dos partidos que están acabando con la ilusión de los españoles, que están permitiendo el deterioro de la educación y fomentando la ignorancia y el desinterés hacia la política.

Permalink 2 comentarios

With or without you

junio 23, 2009 at 6:12 am (Música) (, , , , )

See the stone set in your eyes
See the thorn twist in your side
I wait for you
Slight of hand twist of fate
On a bed of nails she makes me wait
And i wait without you
With or without you
With or without you

Through the storm we reach the shore
You give it all but i want more
And I’m waiting for you
With or without you
With or without you
I can’t live with or without you

And you give yourself away
And you give yourself away
And you give and you give
And you give yourself away

My hands are tied
My body bruished she’s got me with
Nothing left to win and nothing else the lose
With or without you
With or without you
I can’t live with or without you

Permalink 2 comentarios

¿Donde están los progresistas?

junio 18, 2009 at 6:04 am (Política) (, , , , , , )

Este post es un extracto del informe Petras (1999) , escrito por James Petras, sociólogo y profesor universitario norteamericano (del que no he encontrado fecha ni lugar de nacimiento). El informe Petras es un estudio sociolaboral de la población española centrado en la diferencia entre las personas que accedieron al mercado laboral en los 60 y 70 y los que lo hicieron en los 80-90.

¿DONDE ESTÁN LOS PROGRESISTAS?

“Lo asombroso respecto al destino de millones de jóvenes mal pagados y subempleados sin futuro es la indiferencia de la sociedad, incluyendo la indiferencia de la clase media “progresista”. ¿Dónde están los progresistas? Están activos, pero lo que les interesa es el dos por ciento de “marginales”: los gitanos, los drogodependientes, las prostitutas, los inmigrantes, el acoso sexual, el racismo… cualquier cosa menos el destino de tres millones de españoles desempleados, los jóvenes trabajadores con contratos temporales y los que tratan de vivir del salario mínimo. No quiero ser malinterpretado. Por supuesto que estoy en contra del acoso sexual, la discriminación y el racismo. Pero aquí y ahora, y en la estructura de clases española, la distancia entre los problemas sociales a largo plazo y a gran escala, y las actividades de los progresistas es escandalosa. ¿Por qué eluden su realidad nacional y social?

Primero, porque no es peligroso luchar por los derechos legales de las pequeñas minorías: eso no comporta ninguna confrontación con el Estado y menos aún con los empresarios. Pero comprometerse en la lucha por los sub y desempleados implica confrontaciones muy duras y sostenidas con el Estado y los empresarios (y los medios de masas) porque esa lucha gira en torno a la distribución de los principales recursos económicos de la sociedad: los presupuestos que podrían financiar obras públicas para un empleo a gran escala en vez de subvenciones para corporaciones multinacionales; los beneficios empresariales que podrían financiar una semana laboral más corta y la contratación de empleados fijos.

En segundo lugar, las luchas progresistas por las minorías (cambios simbólicos y reconocimiento legal) tienen el apoyo financiero de los gobiernos municipales o regionales. Las ONG y organizaciones similares brindan a los progresistas oportunidades económicas, segundos salarios en calidad de investigadores, educadores, asistentes sociales o abogados. Pueden así combinar una “buena conciencia” y la  remuneración económica con una palmadita en el hombro de las autoridades locales. Mientras tanto, la lucha de millones de sub y desempleados, si estuviera adecuadamente organizada, podría afectar a las políticas globales de las mismas benevolentes autoridades. Podría socavar sus esfuerzos por subvencionar a los promotores inmobiliarios urbanos y a los constructores que financian sus campañas electorales. Por esta razón, los esfuerzos para organizar políticamente a los sub y desempleados por empleos bien pagados contra los políticos neoliberales no reciben ningún apoyo  financiero.”

Permalink Dejar un comentario

Palos de ciego

junio 17, 2009 at 8:14 am (Pensamientos, Política) (, , , , , , , , )

Antes de iniciar la lectura, conviene que el lector olvide sus inclinaciones políticas y pueda leer de manera objetiva y sin ponerse a la defensiva las siguientes palabras y acrónimos: Gobierno, España, PSOE, PP, CCOO, UGT y franquismo. Por lo que a mi respecta, he procurado quitarme la camisa de fuerza del enfrentamiento PP-PSOE que flota en el aire constantemente y lo contamina.

Si algo está claro, es que en estos tiempos (1980-2009) prima el individualismo y la pasividad de cara al sistema económico y al gobierno de España. Tenemos corrupción y a nadie parece importarle, tenemos elecciones europeas y la participación es inferior al 50%, somos el país de la Unión Europea con mayor tasa de temporalidad (34,4%), Reino Unido (5,7%), Italia (12,3%), Francia (13,3%) o Alemania (14,2%), tenemos las casas más caras, servicios públicos que empeoran, aguantamos estoicamente el redondeo al alza con el Euro, nos dió igual que en la época del PP se congelasen los sueldos a los funcionarios durante años, no pareció importarnos que los socialistas de Felipe González siguieran a rajatabla políticas económicas neoliberales, nos parece normal hacer horas extra en el trabajo de forma altruista, aceptamos con resignación expedientes de regulación de empleo y solo salimos a la calle para protestar contra la guerra de Irak, el Prestige, el aborto o ETA.

El resultado es que cuando llegan unas elecciones, todo el mundo vota al PP o al PSOE, es decir, votan que la situación siga inalterada. Los primeros se enrocan en posiciones conservadoras y los segundos intentan hacer reformas progresistas pero eso si… reformas que no afectan jamás al beneficio de los empresarios, es decir, se ponen el traje de ovejita para el aborto, los matrimonios gays y asuntos similares. Estos temas resultan inocuos de cara a la economía pero distraen nuestra atención y nos dividen de forma que no hablemos de lo mal que está el hospital de nuestro barrio o de la mierda de contrato de trabajo que tenemos.

¿Que está pasando para que nadie se organice y luche contra esta situación? ¿Porque este conformismo?

La idea básica es que existen dos generaciones muy diferenciadas. La de los 60-70 y la de los 80-90. En los 60-70, España vivía una época de crecimiento industrial. Los salarios no eran para tirar cohetes, pero había empleo y la temporalidad era muy reducida. Era posible tener estabilidad, comprar una casita y casarse. Lo habitual era tener hijos a los 23-25 años. No tenían móviles ni Play Station pero tenían estabilidad y posibilidad de emanciparse. En esa época lo habitual era sentir orgullo de pertenencia en el trabajo, participar en asociaciones de vecinos, estar más en la calle y sobre todo, al tener estabilidad laboral, las relaciones entre compañeros de trabajo eran mucho más fuertes, llegando a formar estrechos lazos entre ellos. La lucha obrera era mucho más organizada debido a que todos tenían como enemigo común a la dictadura y las divisiones de pensamiento desaparecían. Las huelgas eran mucho más salvajes y la presión sobre el empresario mucho mayor, lo que tenía como resultado que la brecha entre beneficio del empresario y explotación laboral del trabajador fuese mucho más contenida que en la actualidad.

palos

Desde que finalizó la transición y llegó el gobierno socialista (década de los 80), comenzó la liberalización económica. El objetivo era que mediante ésta pudieramos converger en Europa. La lucha obrera se atenuó. Nos relajamos todos. Ya no había un objetivo común como el régimen franquista contra el que ir en grupo. Los sindicatos principales se vendieron al gobierno socialista y se convirtieron en sus marionetas. Mientras todo esto ocurría la gente estaba cegada por la movida madrileña y las novedades de la democracia. Hablando claramente, nos la estaban metiendo doblada, con vaselina eso si. Por poner un ejemplo, la tasa de temporalidad, es decir los maravillosos contratos basura que flexibilizaban de manera encubierta el despido y la precariedad siguieron la siguiente progresión: en 1987 el 18%, en 1990 31%, en 1993 33% y en 2009 34,4%. En 1994 se regularon por ley las famosas ETT’s.

trabajador naval

¿Porque se permitió todo esto? Básicamente porque nuestros padres, nos pueden mantener. Lo normal es que tengan una casa comprada hace años, un empleo más o menos estable desde hace años y que no nos obliguen a aportar dinero para la casa porque más o menos se apañan y no les parece bonito depender de sus hijos. Nosotros, al no ver en peligro nuestro bienestar, no somos exigentes, nos da igual tener un contrato temporal o que nos paguen una mierda porque como vivimos en casa de los padres, a poco que ganemos es suficiente para nuestros vicios y hambre no vamos a pasar porque nosotros no pagamos la compra.

Estamos viviendo bien gracias a la lucha obrera de los años 60 y 70. En el trabajo no nos relacionamos con los compañeros y estamos deseando largarnos. Nos pagan poco porque siempre habrá alguien que trabaje por menos que nosotros (que seguramente vivirá en casa de sus padres). Nos interesa poco o nada si hay o no comité de empresa y si la cosa va mal no peleamos, simplemente volvemos al nido familiar y volvemos a buscar otro empleo con tranquilidad.

¿Para que vas a molestarte en tener amistades en el trabajo si todo el mundo está deseando cambiar de curro y en cuanto formas un grupo laboral, la mitad se va porque se les acaba el contrato? ¿Para que vas a pedir más dinero si la empresa no te valora y te quita y pone a su antojo? ¿Que joven va a pensar en estas condiciones en emanciparse, buscar pareja y casarse?

El resultado es que la situación actual es un sálvese quien pueda, haz en amor en el coche o en casa de tu novio/a cuando sus padres se vayan de puente, ni se te ocurra dejarla embarazada porque no vas a poder mantenerlo con tu mierda-empleo y olvidate de comprar una casa, además si te compras una casa vas a ser el bicho raro de tu grupo y nadie va a entenderte, porque con lo bien que se vive con los padres… te dirán… quedate en casa de los padres y ahorra y no entenderán que tu deseo es vivir solo y no ser un parásito en el nido familiar.

La solución empieza por que los jóvenes se acerquen a los viejos sindicalistas en las empresas y luchemos desde la base contra la temporalidad. Sus consejos y ánimos pueden ser útiles. Nosotros tenemos que creernos las viejas historias de logros del pasado. Nos han metido en la cabeza que no vale para nada la lucha obrera y con eso consiguen que miremos impávidos como el beneficio empresarial crece desproporcionadamente frente al sueldo de los trabajadores. No tenemos que ser ingenuos, los partidos políticos no van a solucionarnos de oficio nuestros problemas. Los sindicatos tampoco. La única forma de hacer frente a la injusticia laboral que vivimos actualmente es la organización de los trabajadores, dejando a un lado ideas políticas y formar una piña.

Astilleros_Rio_Santiago_27-05-09

De momento estamos lejos de conseguirlo, pero no es imposible. Si nuestros padres se organizaron, ¿porqué no vamos a hacerlo nosotros? Ya está bien de dejar que España esté a la cabeza en temporalidad y salarios bajos. Nos dedicamos a echar la culpa a los partidos políticos y a lo mejor la culpa es nuestra, de los jóvenes que llevamos años permitiendo la situación sin hacer nada para cambiarlo, sin organizarnos en las empresas.

Permalink Dejar un comentario

Parece que aún fue ayer

junio 12, 2009 at 8:31 am (Música, Pensamientos) (, , , , )

Me gustaría citar parte de la letra de una canción de los Suaves que sirve de título también a este post. Es un fragmento donde Yosi hace referencia a su pasado como policía nacional. “Parece que aún fue ayer” dice, refiriendose a los años cuando tenía otras creencias y confiaba en otras personas. Intuyo que este cambio de policía nacional a lider de una banda de rock influyente no fue sin más, sino que llevaba tiempo gestándolo, sin sentirse cómodo del todo en su lugar, dudando y sin alcanzar la felicidad plena.

policia nacional

En los amigos creía,
y en palabras de mujer,
en Dios, patrias y banderas,
y en el diablo también.
En leyes, familias, escuela
y, claro, también en el Rey.
Voy recordando mentiras
y parece que aún fue ayer.

Cuántas ilusiones
traje a este mundo al revés,
que perdiendo una al día
creo que me quedan aún dos o tres.
Sin fe, qué triste un final sin fe,
cansado ya de perder
pensando lo que la vida
pudo haber sido y no fue.

Deduzco que pasó de ser una persona conservadora a descubrir el placer de vivir sin miedo, sin preocupaciones. Plasmó esos sentimientos en sus letras y se descargó. Sin duda, y sin conocer a Yosi, el comienzo de su liberación fue el día que telonearon a Los Ramones allá por el año 81 con un asombroso éxito. A veces la clave de la felicidad es cambiar el chip y liberarse de preocupaciones absurdas o no tan absurdas, algo que precisamente la sociedad actual intenta evitar de manera consciente u orquestada, realmente eso es lo que menos importa.

yosi_iluminado

La única salida que queda frente al miedo, a la soledad, a la indigencia, al paro, a la hipoteca, al amor, a la inseguridad ciudadana, a la enfermedad, al fracaso, al desprecio, a los imprevistos, a los cambios o a no poder dar lo que se espera de nosotros, es encontrar la paz, y una vez encontrada, saber transmitirla a los demás. Es importante impermeabilizarse frente las agresiones del medio hostil donde nos encontramos.

yosi_entregado

Debemos encontrar a nuestro pingüino en la caverna y deslizarnos. Yosi encontró su vía de escape en el rock a pesar de tener un puesto laboral como policía que le garantizaba estabilidad frente a la incertidumbre de su futuro como músico.

Él se movió, ¿y nosotros?

Permalink Dejar un comentario

Cuando las ideas se nublan

junio 7, 2009 at 9:33 pm (Pensamientos, Política) (, , , , , , )

Criticas, criticas y al final eres uno de ellos. Piensas que no puedes dejar de ejercer tu derecho al voto, que es de idiotas no ir a votar, que mucha gente ha muerto y luchado por ese derecho. Acompañas a la persona que te importa a ejercer su derecho, y por culpa de la droga más dura, la única capaz de acelerar los relojes, cuando te quieres dar cuenta, faltan 10 minutos para que cierren los colegios electorales. Por un extraño error, a pesar de llevar empadronado desde el 1 de abril en Embajadores, tengo que ir a votar a Cuatro Caminos, a 7 de junio de hoy. Obviamente, en 10 minutos no me daba tiempo a llegar. El resultado ha sido un ataque de rabia, frustración y la satisfacción de tener la mejor excusa del mundo para no ir a votar.

Un abrazo a todos y enhorabuena a los ganadores de estas elecciones por haber sabido engañar a la gente.

Que poco futuro tendrían algunos sin los principios propagandísticos de Paul Joseph Goebbels.

Aqui teneis una breve reseña de esos principios:

Paul Joseph Goebbels (29 de octubre de 18971 de mayo de 1945†), político alemán, fue el ministro de propaganda de la Alemania Nazi, figura clave en el régimen y amigo íntimo de Adolf Hitler.

A Goebbels se le atribuye mucha parte de la propaganda moderna, entre ellos sus 11 principios:

  1. Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo.
  2. Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.
  3. Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”.
  4. Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.
  5. Principio de la vulgarización. Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar.
  6. Principio de orquestación. La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. De aquí viene también la famosa frase: «Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad».
  7. Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.
  8. Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.
  9. Principio de la silenciación. Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.
  10. Principio de la transfusión. Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.
  11. Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente de que piensa «como todo el mundo», creando una falsa impresión de unanimidad.
Estos principios son parte de la historia, supongo que un lector de derechas puede pensar que se trata de propaganda manipulada por los izquierdistas. Lo terrorifico es que sirve para controlar entre 1 y 6.000.000.000 personas. Y lo esperanzador es que siempre hay una minoria que piensa y piensa y piensa y no se deja llevar, aunque no deje de ser eso, una insignificante minoría.

Permalink 2 comentarios

Viejo, gruñón y adorable

junio 5, 2009 at 7:48 am (Películas, Pensamientos) (, , , , , , )

Esas son las tres características básicas de Walt Kowalsky. El personaje que encarna Clint Eastwood en la película Gran Torino. una película donde Clint interpreta magistralmente su papel. Un papel que Clint ha hecho a su imagen y semejanza, o más bien, un papel de un personaje al que Clint admira.

amigo clint

Se trata de un excombatiente de la guerra de Corea. Un tipo duro que odia a los ojos rasgados y que sin embargo ve como su barrio se está poblando de orientales. Se trata de un personaje entrañable desde mi punto de vista. Reune numerosas cualidades que hacen de él una gran persona, con un único fallo, es un gruñón y siempre está serio. Lo que en principio parece un fallo, es una mezcla entre protección frente al mundo exterior, generalmente hostil, y un sentimiento de desprecio hacia el mundo que le rodea, al que considera vacío y despreciable, sin ideales y sin respeto, donde la estética y el status social es lo único que importa. Un mundo contra el que se rebela siendo un borde, bebiendo cerveza, fumando y sentándose a meditar en el porche de su casa.

gran-torino

Una característica especial tiene este personaje es su desprecio por su propia vida, no le importa que le puedan meter un tiro con tal de defender la de los demás. No soporta a la gente que se hacen los chulos porque desde mi punto de vista, piensa que son todos unos niñatos que a la hora de la verdad se acojonan. Si hay algo que le repugna a a este personaje son las personas que abusan de los demás, le sale de dentro, es admirable.

gran-torino-trailer

Una recomendación, que veaís la película, porque ciertamente os hará pensar y llorar.

Una conclusión, nadie es como aparenta ser, todos tenemos nuestra protección frente al mundo exterior, a muchos nos precede nuestra fama, pero lo importante es la gente que se da cuenta de como eres realmente y que te aprecia por cosas que no todo el mundo sabe ver, la gente que sabe ver a través de tu mirada. Esas personas son las que de verdad merecen la pena.

Permalink 2 comentarios

Admiración por la codicia (ajena)

junio 2, 2009 at 10:28 am (Pensamientos)

¿Hasta que punto merece la pena agachar la cabeza y no arriesgar, no darlo todo para protestar?

El miedo puede calar profundo en las personas de 50 años en una empresa. Suelen tener cargas familiares y miedo a no volver a encontrar un trabajo. Queda claro entonces que los que tenemos que luchar somos los que podemos permitirnos arriesgar y los que en el fondo acaban dando dinamismo y vitalidad a una empresa. Los jóvenes, estamos todavía aletargados, sin ánimo de combatir ni de luchar por algo mejor, sin unidad porque pensamos que tenemos algo. Estamos centrados en debates PP-PSOE que hacen que nos empeñemos en defender nuestra ideología frente a la de los demás, pero el debate tiene que ir más allá de ese especie de escenario que nos han creado. Este escenario consiste en que solo hay dos alternativas, la España  del PP y la del PSOE, pero hay que mirar a largo plazo.

Deberíamos plantearnos si convendría olvidar todo esto y darnos cuenta de que nos están tomando el pelo, que han creado una falacia a nivel mundial. Decían que los bancos iban a quebrar, han recibido dinero público, han seguido aumentando los sueldos y han continuado teniendo beneficios. Lo mismo ocurre con muchas empresas. Y todo por el miedo a que el sistema económico actual se desmorone.

El capitalismo actual no beneficia a nadie excepto a las grandes fortunas. No propongo una revolución, simplemente planteo permanecer firme frente a las amenazas, no sentir compasión por nuestra empresa/sistema bancario y mucho menos pensar que necesitan nuestra ayuda para salir adelante. Si tienen que caer grandes grupos y con su caida arrastran a los demás, que caigan. Que se manifiesten los fallos del sistema que ellos mismos defienden. Tarde o temprano ellos mismos harán la revolución y se darán cuenta de que los millones que guardan codiciosamente en el banco se han esfumado.

Dejemos pues que ellos destruyan su propio sistema, la clave es no arrimar el hombro cuando empiecen a caer, sino intentar apartarse. Y no pensar en el miedo a que todo se derrumbe, el miedo a que comience el hambre y la miseria.Toda revolución y cambio pasa inevitablemente por una situación de descontento general y pobreza. Es hora de avanzar con valentía. La revolución la iniciarán los bancos y debemos continuarla los trabajadores, rebelarnos y dejar de ayudar a los poderosos por miedo a que el sistema se colapse, algo que parece imposible pero que realmente es inevitable. Los faraones gobernaron durante 3000 años, veremos a ver cuanto tiempo pueden gobernar los banqueros.

Dudo mucho que gobiernen demasiado, cada vez tenemos más herramientas para organizarnos y coordinarnos y globalizarnos. En definitiva un acceso mucho más facil a la información. Vivimos en un mundo en constantes y rápidos cambios y en gran parte es gracias a las facilidades de comunicacion que tenemos. Pensemos en las personas que vivian en España en 1915 y en como vivimos ahora. Proyectando esa misma progresiónde los ultimos 100 años hacia el futuro, podemos ver facilmente que aun queda mucho por hacer. Dentro de 100 años las personas echarán la vista atrás y dirán que el comienzo del siglo XXI era una época oscura de miseria, igual que nosotros ahora pensamos eso cuando vemos la situación a principios del siglo XX.

No podemos conformarnos. No podemos agarrarnos a lo poco que tenemos con la esperanza de conservarlo porque cualquier día te lo quitarán.

Permalink Dejar un comentario