El guardián entre el centeno

agosto 6, 2009 at 10:51 am (Libros)

Este libro está centrado en los pensamientos de una persona, lo que le hace ligeramente diferente a lo que venía leyendo últimamente. El protagonista tiene graves problemas de adaptación y de relación con la gente que le rodea. Me he pasado la mayor parte de la lectura pensando que todas las decisiones que toma son equivocadas, debido fundamentalmente al exceso de análisis que hace del mundo que le rodea. Quizás la parte que más me interesó del libro fueron los últimos capítulos, cuando el personaje recibe una charla de un antiguo profesor suyo, una charla que no cala en el personaje a pesar de ser probablemente la parte más madura de todo el libro. 

A continuación presento algunos extractos de la conversación que me han llamado la atención debido a que dan que pensar, no necesariamente estoy de acuerdo con ellos ni en absoluto desacuerdo.

«Lo que distingue al hombre insensato del sensato es que el primero ansia morir orgullosamente por una causa, mientras que el segundo aspira a vivir humildemente por ella.»

El protagonista adolescente, tiene un problema que se da mucho en la actualidad, la apatía y la falta de interés de los jóvenes, a los que no les apasiona nada en esta vida y eso es lo que trata de evitar su curioso profesor:

“—Creo que un día de estos —dijo—, averiguarás qué es lo que quieres. Y entonces tendrás que aplicarte a ello inmediatamente. No podrás perder ni un solo minuto. Eso sería un lujo que no podrás permitirte.[…]
—Y sé que esto no va a gustarte nada —continuó—, pero en cuanto descubras qué es lo que quieres, lo primero que tendrás que hacer será tomarte en serio el colegio. No te quedará otro remedio. Te guste o no, lo cierto es que eres estudiante. […] Una vez que los dejes atrás [a los malos profesores], comenzarás a acercarte —si ése es tu deseo y tu esperanza— a un tipo de conocimiento muy querido de tu corazón. Entre otras cosas, verás que no eres la primera persona a quien la conducta humana ha confundido, asustado, y hasta asqueado. Te alegrará y te animará saber que no estás solo en ese sentido. Son muchos los hombres que han sufrido moral y espiritualmente del mismo modo que tú. Felizmente, algunos de ellos han dejado constancia de su sufrimiento. Y de ellos aprenderás si lo deseas. Del mismo modo que alguien aprenderá algún día de ti si sabes dejar una huella.”
Anuncios

1 comentario

  1. Parras Barras said,

    Espero que no te obsesiones con este libro y quieras cargarte a alguien famoso. Como estas algo chalupa…..pues eso. Cuenta hasta diez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: