La educación, demasiado poderosa como para entregarla.

mayo 20, 2012 at 8:16 pm (Política) (, , )

No para de pasar una y otra vez por mi cabeza la frase: La educación es un arma demasiado poderosa como para entregársela a todo el mundo. No se si alguien la pronunció antes que yo, seguramente si, pero me desperté con ella en la cabeza y creo que describe perfectamente lo que está ocurriendo con la educación en este país.

En los institutos y colegios, como tiene que ser gratis por ley, no pueden filtrar a los alumnos con tasas, así que lo mejor es hacerles la vida imposible a los profesores para desmotivarles, masificar las aulas, dejar que por falta de fondos las instalaciones se deterioren para poder tener claramente la escuela buena y la escuela mala. La ventaja de esto es que la escuela buena (de pago) si que nos permite filtrar por nivel adquisitivo y tener más controlado a la gente que accede a la educación. Total, “los intelectuales” de izquierdas que salgan de ellas siempre serán considerados niños ricos por la mayoría de las personas de la escuela mala y serán menospreciados y escuchados con recelo, de forma que su opinión no cuente. De esta forma, las opiniones de izquierdas formadas irán directamente a la basura.

En la universidad, el método es mucho más sencillo, multiplicar las tasas por un factor igual o superior a dos, de forma que el filtrado es directo. Por este motivo, las universidades públicas no es necesario empeorarlas. Además, con el plan Bolonia, esos estudios que aportan una base para tener un espíritu crítico se pueden unificar en uno solo. Total, ¿Que más da?, si hay cuatro filólogos, cuatro historiadores y cuatro sociólogos, pues les juntamos en un solo plan de estudios, si “total, antes de la democracia la sociología era algo que estudiaban cuatro iluminados y con profesores mediocres (Jose Luis Sampedro entre otros)”.

Me pongo a pensar como funcionan sus cabezas y me hierve la sangre. A ver si en otro país (porque aquí desde luego es difícil), investigan una máquina para borrar lo que sabemos y me educan en un colegio del opus. Porque visto lo visto, es mucho mejor escuchar y creerme a pies juntillas lo que me dicen otras personas, adoptarlo como dogma de fe y dejar mi libertad en manos de otros. Pensar y discriminar los engaños, forjarse una opinión propia, cuestionarse las informaciones que vienen del exterior, modificar esquemas en función de los comportamientos observados del resto de personas, cansa, cansa mucho y  cansa ver como hay personas que prefieren vivir en la ignorancia y no esforzarse en sentir el placer de pensar.

Anuncios

Permalink 1 comentario

Un joven de 93 años

junio 22, 2011 at 1:05 pm (Política) (, , , , )

Impresionante haber podido ver esta entrevista en directo y un placer poder compartirla con vosotros.

Permalink Dejar un comentario

HUELGA GENERAL: Hay que tomar una decisión

septiembre 24, 2010 at 7:50 am (Política)

Desde que se convocó la huelga general no he tenido una posición clara sobre que determinación tomar. Realmente no es sencillo, hay mucha desinformación, encuestas interesadas en las que se dice que va a haber poca participación para desanimar a los que normalmente secundan estas protestas.

Existe una opinión generalizada de que la huelga se va a convocar después del verano, el 29 de septiembre, por un acuerdo tácito entre gobierno y sindicatos y que no va a servir para nada porque se convoca demasiado tarde.

Pongamonos en un supuesto. La huelga general es secundada por el 60% de los trabajadores, en tu empresa por más del 70% de tus compañeros, el seguimiento de la huelga es interpretado con miedo por parte del gobierno de Zapatero, lo que tiene como consecuencia una rectificación importantísima de la reforma laboral y un ejemplo de lucha contra una política que se basa en el conformismo inducido en la sociedad durante todos los años pasados.

Hay cuatro posibles desenlaces:

– Si el gobierno rectifica y has ido a la huelga, probablemente te sientas parte de un grupo de personas que perdieron un día de salario a cambio de una victoria contra el tira y no afloja del gobierno.

– Si el gobierno rectifica, y no has secundado la huelga, como buena oveja, serás una persona poco luchadora que si tiene algún derecho laboral, desde luego, es  completamente inmerecido.

– Si el gobierno no rectifica y no has ido a la huelga, enhorabuena, ellos se habrán salido con la suya, tu habrás ganado 80€ más este mes por el día trabajado y probablemente dentro de unos años, cuando tengas 50 o 60 años, pierdas 25 días por año trabajado el día que te despidan porque tu empresa haya reducido sus beneficios y haga un ERE.

– Si el gobierno no rectifica y has ido a la huelga, cuando te despidan pagando 20 días por año trabajado en tu 50 cumpleaños, tendrás la tranquilidad de haber hecho lo que estuvo en tus manos cuando tuviste la oportunidad.

Desde luego si la huelga fracasa, espero que no sea por mi culpa.

Tendemos a pensar que el futuro siempre nos va a ir mejor, un gran error. Es importante elegir defender la protección social del futuro a cambio de un día de salario del presente.

Si con la huelga de 1988 contra el gobierno de Felipe Gonzalez se consiguió forzar al gobierno a cambiar la ley, con Aznar en el 2002 también. ¿Como podemos pensar que es imposible cambiar la posición de Zapatero en 2010?

Permalink 3 comentarios

Armas de manipulación masiva

septiembre 15, 2010 at 2:08 pm (Política, Psicología) (, , , )

Noam Chomsky elaboró la lista de las “10 Estrategias de Manipulación” a través de los medios

1. La estrategia de la distracción El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. “Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.
2. Crear problemas y después ofrecer solucionesEste método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

3. La estrategia de la gradualidadPara hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

4. La estrategia de diferirOtra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

5. Dirigirse al público como criaturas de poca edadLa mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)”.

6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido critico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridadHacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposibles de alcanzar para las clases inferiores (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…

9. Reforzar la autoculpabilidad Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución!

10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídas y utilizados por las elites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.

Fuente: Gramscimanía

Permalink 2 comentarios

Corruptómetro

noviembre 19, 2009 at 8:41 am (Pensamientos, Política) (, , , , )

Cada vez más la política se parece más al Gran Prix del verano. El objetivo es que cada pueblo intente sacar la mayor cantidad posible de dinero del concurso a base de pasar diversas pruebas y tratando de evitar que te pille la vaquilla. Da igual hacer el ridículo con tal de divertirse y poder conseguir el fantástico Ferrari. Claro está que los de un pueblo pensarán que tiene más suerte el del pueblo rival y viceversa, cuando no dejan de ser más que unos simples concursantes con objetivos comunes.

Y así es, el PP acusa al PSOE de ir a por ellos y el PSOE responde que ellos tienen más casos de corrupción así que no se crean que solo va la justicia a por el PP, que aquí hay para todos y por supuesto en política todo es posible, hasta que Conde Pumpido presuma de que el PSOE aventaja en 64 corruptos al PP y es que… esto no es más que un enorme circo. Pero como no deja de ser un concurso no voy a olvidarme de presentar el ranking de los participantes.

Aqui lo tenemos, con el PP y el PSOE como “magníficos de Saber y Ganar”, donde llevan ya más de 27 programas (electorales) con nosotros y todavia no han sido eliminados. Tristemente los puntos no son tales, sino que son el número de cargos públicos procesados por corrupción en cada partido (datos de la Fiscalía General del Estado):

– PSOE: 264

– PP: 200

– Coalición Canaria: 43

– CiU: 30

– Partido Andalucista: 24

– Izquierda Unida: 20

– GIL: 17

– Unió Mallorquina: 7

– ERC: 5

Me llama poderosamente  la atención el GIL, como corrupto revelación de los años pasados, que a pesar de haber pasado ya sus momentos más gloriosos, como le ocurre como a Rosa de España, que sigue estando en las listas de éxitos a pesar del paso del tiempo.

Permalink 3 comentarios

Eso son datos

julio 20, 2009 at 9:25 am (Política)

Me ha dado por buscar una frase que me dejó anonadado hace tiempo y que he pensado en sacar del cajón del olvido. La recuerdo perfectamente, tenía la radio puesta, iba en el coche por Ciudad Universitaria. Estabamos en plena Guerra de Irak. Se trata de unas declaraciones realizadas el 22 de marzo de 2003, sábado, por la ministra de asuntos exteriores Ana Palacio a la agencia Europa Press.

Un periodista preguntó a la ministra si existía algún balance positivo de la Guerra de Irak, a lo que contestó lo siguiente:

“Lo que yo opine es irrelevante, pero aquí hay algunos indicadores que son relevantes. Las bolsas han subido y el petróleo ha bajado. Ya los ciudadanos pagan unos céntimos menos por la gasolina y el gasóleo. Eso son datos. La intervención está todavía en marcha y no vayamos más allá, pero ahí hay datos.”

palacio

¿En que estaba pensando esta mujer?
Seguramente lo último en lo que pensó fue en los horrores de una guerra. La gasolina por aquella época bajó 4 céntimos durante un par de meses y luego, como siempre, subió 10.

Permalink Dejar un comentario

Indignación política

junio 24, 2009 at 6:17 am (Política) (, , , , , , )

No puedo contener mi rabia ante la lectura de una noticia sobre el acuerdo entre IU-ICV y el PSOE para elevar los impuestos a las rentas más altas. El acuerdo tenía los siguientes puntos:

– Subir el tipo impositivo a las rentas más altas

– Rectificar y dar progresividad a la deducción de 400 euros.

– Rectificar y dar progresividad a la ayuda de 2.500 euros por hijo

– Modificar la tributación de los deportistas extranjeros de élite, fijada ahora en el 24%.

El acuerdo se rompió porque el PSOE le pedía a Izquierda Unida que a cambio de llevar a cabo estas medidas, votase favorablemente otra propuesta en el congreso. ¿No debería apoyar el PSOE una subida de impuestos a los ricos sin pedir nada a cambio porque se trata de un partido “obrero”?

Me da asco y repugnancia que un partido que se hace llamar “socialista” y “obrero” exija a Izquierda Unida que voten una moción que le interesa al PSOE a cambio de hacer el “esfuerzo” de subir los impuestos a los ricos.  No deberían pedir nada a cambio cuando tomen medidas de izquierdas. No es una concesión a Izquierda Unida, ni un favor, sino que es como se debe comportar un partido de izquierdas.

Después de contemplar cada día detalles como este, sigo pensando que el voto útil es no votar al PP ni al PSOE. Porque votarles es sinónimo de inmovilismo y de mantener las desigualdades sociales año tras año. Tenemos una abstención del 54% en las últimas elecciones, porque cada día que pasa, los grandes partidos nos representan menos y se ha conseguido que votar a los pequeños partidos sea visto como algo extraño e inútil.

No soy conformista y nunca lo seré, por eso tengo claro que nunca votaré a los dos partidos que están acabando con la ilusión de los españoles, que están permitiendo el deterioro de la educación y fomentando la ignorancia y el desinterés hacia la política.

Permalink 2 comentarios

¿Donde están los progresistas?

junio 18, 2009 at 6:04 am (Política) (, , , , , , )

Este post es un extracto del informe Petras (1999) , escrito por James Petras, sociólogo y profesor universitario norteamericano (del que no he encontrado fecha ni lugar de nacimiento). El informe Petras es un estudio sociolaboral de la población española centrado en la diferencia entre las personas que accedieron al mercado laboral en los 60 y 70 y los que lo hicieron en los 80-90.

¿DONDE ESTÁN LOS PROGRESISTAS?

“Lo asombroso respecto al destino de millones de jóvenes mal pagados y subempleados sin futuro es la indiferencia de la sociedad, incluyendo la indiferencia de la clase media “progresista”. ¿Dónde están los progresistas? Están activos, pero lo que les interesa es el dos por ciento de “marginales”: los gitanos, los drogodependientes, las prostitutas, los inmigrantes, el acoso sexual, el racismo… cualquier cosa menos el destino de tres millones de españoles desempleados, los jóvenes trabajadores con contratos temporales y los que tratan de vivir del salario mínimo. No quiero ser malinterpretado. Por supuesto que estoy en contra del acoso sexual, la discriminación y el racismo. Pero aquí y ahora, y en la estructura de clases española, la distancia entre los problemas sociales a largo plazo y a gran escala, y las actividades de los progresistas es escandalosa. ¿Por qué eluden su realidad nacional y social?

Primero, porque no es peligroso luchar por los derechos legales de las pequeñas minorías: eso no comporta ninguna confrontación con el Estado y menos aún con los empresarios. Pero comprometerse en la lucha por los sub y desempleados implica confrontaciones muy duras y sostenidas con el Estado y los empresarios (y los medios de masas) porque esa lucha gira en torno a la distribución de los principales recursos económicos de la sociedad: los presupuestos que podrían financiar obras públicas para un empleo a gran escala en vez de subvenciones para corporaciones multinacionales; los beneficios empresariales que podrían financiar una semana laboral más corta y la contratación de empleados fijos.

En segundo lugar, las luchas progresistas por las minorías (cambios simbólicos y reconocimiento legal) tienen el apoyo financiero de los gobiernos municipales o regionales. Las ONG y organizaciones similares brindan a los progresistas oportunidades económicas, segundos salarios en calidad de investigadores, educadores, asistentes sociales o abogados. Pueden así combinar una “buena conciencia” y la  remuneración económica con una palmadita en el hombro de las autoridades locales. Mientras tanto, la lucha de millones de sub y desempleados, si estuviera adecuadamente organizada, podría afectar a las políticas globales de las mismas benevolentes autoridades. Podría socavar sus esfuerzos por subvencionar a los promotores inmobiliarios urbanos y a los constructores que financian sus campañas electorales. Por esta razón, los esfuerzos para organizar políticamente a los sub y desempleados por empleos bien pagados contra los políticos neoliberales no reciben ningún apoyo  financiero.”

Permalink Dejar un comentario

Palos de ciego

junio 17, 2009 at 8:14 am (Pensamientos, Política) (, , , , , , , , )

Antes de iniciar la lectura, conviene que el lector olvide sus inclinaciones políticas y pueda leer de manera objetiva y sin ponerse a la defensiva las siguientes palabras y acrónimos: Gobierno, España, PSOE, PP, CCOO, UGT y franquismo. Por lo que a mi respecta, he procurado quitarme la camisa de fuerza del enfrentamiento PP-PSOE que flota en el aire constantemente y lo contamina.

Si algo está claro, es que en estos tiempos (1980-2009) prima el individualismo y la pasividad de cara al sistema económico y al gobierno de España. Tenemos corrupción y a nadie parece importarle, tenemos elecciones europeas y la participación es inferior al 50%, somos el país de la Unión Europea con mayor tasa de temporalidad (34,4%), Reino Unido (5,7%), Italia (12,3%), Francia (13,3%) o Alemania (14,2%), tenemos las casas más caras, servicios públicos que empeoran, aguantamos estoicamente el redondeo al alza con el Euro, nos dió igual que en la época del PP se congelasen los sueldos a los funcionarios durante años, no pareció importarnos que los socialistas de Felipe González siguieran a rajatabla políticas económicas neoliberales, nos parece normal hacer horas extra en el trabajo de forma altruista, aceptamos con resignación expedientes de regulación de empleo y solo salimos a la calle para protestar contra la guerra de Irak, el Prestige, el aborto o ETA.

El resultado es que cuando llegan unas elecciones, todo el mundo vota al PP o al PSOE, es decir, votan que la situación siga inalterada. Los primeros se enrocan en posiciones conservadoras y los segundos intentan hacer reformas progresistas pero eso si… reformas que no afectan jamás al beneficio de los empresarios, es decir, se ponen el traje de ovejita para el aborto, los matrimonios gays y asuntos similares. Estos temas resultan inocuos de cara a la economía pero distraen nuestra atención y nos dividen de forma que no hablemos de lo mal que está el hospital de nuestro barrio o de la mierda de contrato de trabajo que tenemos.

¿Que está pasando para que nadie se organice y luche contra esta situación? ¿Porque este conformismo?

La idea básica es que existen dos generaciones muy diferenciadas. La de los 60-70 y la de los 80-90. En los 60-70, España vivía una época de crecimiento industrial. Los salarios no eran para tirar cohetes, pero había empleo y la temporalidad era muy reducida. Era posible tener estabilidad, comprar una casita y casarse. Lo habitual era tener hijos a los 23-25 años. No tenían móviles ni Play Station pero tenían estabilidad y posibilidad de emanciparse. En esa época lo habitual era sentir orgullo de pertenencia en el trabajo, participar en asociaciones de vecinos, estar más en la calle y sobre todo, al tener estabilidad laboral, las relaciones entre compañeros de trabajo eran mucho más fuertes, llegando a formar estrechos lazos entre ellos. La lucha obrera era mucho más organizada debido a que todos tenían como enemigo común a la dictadura y las divisiones de pensamiento desaparecían. Las huelgas eran mucho más salvajes y la presión sobre el empresario mucho mayor, lo que tenía como resultado que la brecha entre beneficio del empresario y explotación laboral del trabajador fuese mucho más contenida que en la actualidad.

palos

Desde que finalizó la transición y llegó el gobierno socialista (década de los 80), comenzó la liberalización económica. El objetivo era que mediante ésta pudieramos converger en Europa. La lucha obrera se atenuó. Nos relajamos todos. Ya no había un objetivo común como el régimen franquista contra el que ir en grupo. Los sindicatos principales se vendieron al gobierno socialista y se convirtieron en sus marionetas. Mientras todo esto ocurría la gente estaba cegada por la movida madrileña y las novedades de la democracia. Hablando claramente, nos la estaban metiendo doblada, con vaselina eso si. Por poner un ejemplo, la tasa de temporalidad, es decir los maravillosos contratos basura que flexibilizaban de manera encubierta el despido y la precariedad siguieron la siguiente progresión: en 1987 el 18%, en 1990 31%, en 1993 33% y en 2009 34,4%. En 1994 se regularon por ley las famosas ETT’s.

trabajador naval

¿Porque se permitió todo esto? Básicamente porque nuestros padres, nos pueden mantener. Lo normal es que tengan una casa comprada hace años, un empleo más o menos estable desde hace años y que no nos obliguen a aportar dinero para la casa porque más o menos se apañan y no les parece bonito depender de sus hijos. Nosotros, al no ver en peligro nuestro bienestar, no somos exigentes, nos da igual tener un contrato temporal o que nos paguen una mierda porque como vivimos en casa de los padres, a poco que ganemos es suficiente para nuestros vicios y hambre no vamos a pasar porque nosotros no pagamos la compra.

Estamos viviendo bien gracias a la lucha obrera de los años 60 y 70. En el trabajo no nos relacionamos con los compañeros y estamos deseando largarnos. Nos pagan poco porque siempre habrá alguien que trabaje por menos que nosotros (que seguramente vivirá en casa de sus padres). Nos interesa poco o nada si hay o no comité de empresa y si la cosa va mal no peleamos, simplemente volvemos al nido familiar y volvemos a buscar otro empleo con tranquilidad.

¿Para que vas a molestarte en tener amistades en el trabajo si todo el mundo está deseando cambiar de curro y en cuanto formas un grupo laboral, la mitad se va porque se les acaba el contrato? ¿Para que vas a pedir más dinero si la empresa no te valora y te quita y pone a su antojo? ¿Que joven va a pensar en estas condiciones en emanciparse, buscar pareja y casarse?

El resultado es que la situación actual es un sálvese quien pueda, haz en amor en el coche o en casa de tu novio/a cuando sus padres se vayan de puente, ni se te ocurra dejarla embarazada porque no vas a poder mantenerlo con tu mierda-empleo y olvidate de comprar una casa, además si te compras una casa vas a ser el bicho raro de tu grupo y nadie va a entenderte, porque con lo bien que se vive con los padres… te dirán… quedate en casa de los padres y ahorra y no entenderán que tu deseo es vivir solo y no ser un parásito en el nido familiar.

La solución empieza por que los jóvenes se acerquen a los viejos sindicalistas en las empresas y luchemos desde la base contra la temporalidad. Sus consejos y ánimos pueden ser útiles. Nosotros tenemos que creernos las viejas historias de logros del pasado. Nos han metido en la cabeza que no vale para nada la lucha obrera y con eso consiguen que miremos impávidos como el beneficio empresarial crece desproporcionadamente frente al sueldo de los trabajadores. No tenemos que ser ingenuos, los partidos políticos no van a solucionarnos de oficio nuestros problemas. Los sindicatos tampoco. La única forma de hacer frente a la injusticia laboral que vivimos actualmente es la organización de los trabajadores, dejando a un lado ideas políticas y formar una piña.

Astilleros_Rio_Santiago_27-05-09

De momento estamos lejos de conseguirlo, pero no es imposible. Si nuestros padres se organizaron, ¿porqué no vamos a hacerlo nosotros? Ya está bien de dejar que España esté a la cabeza en temporalidad y salarios bajos. Nos dedicamos a echar la culpa a los partidos políticos y a lo mejor la culpa es nuestra, de los jóvenes que llevamos años permitiendo la situación sin hacer nada para cambiarlo, sin organizarnos en las empresas.

Permalink Dejar un comentario

Cuando las ideas se nublan

junio 7, 2009 at 9:33 pm (Pensamientos, Política) (, , , , , , )

Criticas, criticas y al final eres uno de ellos. Piensas que no puedes dejar de ejercer tu derecho al voto, que es de idiotas no ir a votar, que mucha gente ha muerto y luchado por ese derecho. Acompañas a la persona que te importa a ejercer su derecho, y por culpa de la droga más dura, la única capaz de acelerar los relojes, cuando te quieres dar cuenta, faltan 10 minutos para que cierren los colegios electorales. Por un extraño error, a pesar de llevar empadronado desde el 1 de abril en Embajadores, tengo que ir a votar a Cuatro Caminos, a 7 de junio de hoy. Obviamente, en 10 minutos no me daba tiempo a llegar. El resultado ha sido un ataque de rabia, frustración y la satisfacción de tener la mejor excusa del mundo para no ir a votar.

Un abrazo a todos y enhorabuena a los ganadores de estas elecciones por haber sabido engañar a la gente.

Que poco futuro tendrían algunos sin los principios propagandísticos de Paul Joseph Goebbels.

Aqui teneis una breve reseña de esos principios:

Paul Joseph Goebbels (29 de octubre de 18971 de mayo de 1945†), político alemán, fue el ministro de propaganda de la Alemania Nazi, figura clave en el régimen y amigo íntimo de Adolf Hitler.

A Goebbels se le atribuye mucha parte de la propaganda moderna, entre ellos sus 11 principios:

  1. Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo.
  2. Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.
  3. Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”.
  4. Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.
  5. Principio de la vulgarización. Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar.
  6. Principio de orquestación. La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. De aquí viene también la famosa frase: «Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad».
  7. Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.
  8. Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.
  9. Principio de la silenciación. Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.
  10. Principio de la transfusión. Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.
  11. Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente de que piensa «como todo el mundo», creando una falsa impresión de unanimidad.
Estos principios son parte de la historia, supongo que un lector de derechas puede pensar que se trata de propaganda manipulada por los izquierdistas. Lo terrorifico es que sirve para controlar entre 1 y 6.000.000.000 personas. Y lo esperanzador es que siempre hay una minoria que piensa y piensa y piensa y no se deja llevar, aunque no deje de ser eso, una insignificante minoría.

Permalink 2 comentarios