Asco de vida

mayo 31, 2010 at 12:09 pm (Pensamientos) (, , )

Hoy me ha ocurrido una cosa cuanto menos, curiosa. Se me ha ocurrido buscar el acrónimo ASCII en Google y nada más escribir “ASC” el propio buscador me ha sugerido la expresión “asco de vida”. Para que el buscador llegue a hacer esta sugerencia, es necesario que mucha gente la haya introducido previamente. Me he imaginado en que condiciones una persona realiza esta búsqueda. Me ha venido a la mente una persona en bata, totalmente aburrida, sin ganas de salir a la calle, sin nada que hacer y cuyo único contacto con el mundo exterior es su conexión a internet. Imaginando esto, no me extraña que alguien llegue a buscar la expresión “asco de vida” en un buscador.

El buscador por excelencia de Internet me ha “confirmado” la sensación que se percibe últimamente en la sociedad, un individualismo creciente y cada vez mayores problemas de comunicación entre personas por los cauces tradicionales, como son el cara a cara y la comunicación telefónica. Nos da cada vez más pereza y resulta más cómodo el formato electrónico. La sociedad se está transformando, Internet y los SMS comenzaron siendo adoptados por “los jóvenes”. Ahora esta costumbre se está extendiendo a todos los rangos de edad. La consecuencia es que empieza a notarse la individualización de toda la población.

Estas nuevas pautas de comunicación desde mi punto de vista, generan  mal ambiente. Cuando comenzamos a sustituir una llamada de teléfono por un correo electrónico o por un sms, prescindimos de cualquier comunicación no verbal, perdemos los matices del tono de voz, los gestos, las miradas. Al desconocer todo esto, nuestro interlocutor deja de ser humano. No vemos si está cansado, triste, deprimido, enfermo. Nos convertimos en menos comprensivos y más propensos al prejuicio y a ser malpensados.

Y es que ojos que no ven, corazón que no siente. Si además de no tener ojos que vean, escuchamos cada vez menos la voz de nuestros interlocutores, nos estaremos adentrando en un camino de deshumanización creciente. A mi juicio, bastante inquietante.

Anuncios

Permalink 2 comentarios

Palos de ciego

junio 17, 2009 at 8:14 am (Pensamientos, Política) (, , , , , , , , )

Antes de iniciar la lectura, conviene que el lector olvide sus inclinaciones políticas y pueda leer de manera objetiva y sin ponerse a la defensiva las siguientes palabras y acrónimos: Gobierno, España, PSOE, PP, CCOO, UGT y franquismo. Por lo que a mi respecta, he procurado quitarme la camisa de fuerza del enfrentamiento PP-PSOE que flota en el aire constantemente y lo contamina.

Si algo está claro, es que en estos tiempos (1980-2009) prima el individualismo y la pasividad de cara al sistema económico y al gobierno de España. Tenemos corrupción y a nadie parece importarle, tenemos elecciones europeas y la participación es inferior al 50%, somos el país de la Unión Europea con mayor tasa de temporalidad (34,4%), Reino Unido (5,7%), Italia (12,3%), Francia (13,3%) o Alemania (14,2%), tenemos las casas más caras, servicios públicos que empeoran, aguantamos estoicamente el redondeo al alza con el Euro, nos dió igual que en la época del PP se congelasen los sueldos a los funcionarios durante años, no pareció importarnos que los socialistas de Felipe González siguieran a rajatabla políticas económicas neoliberales, nos parece normal hacer horas extra en el trabajo de forma altruista, aceptamos con resignación expedientes de regulación de empleo y solo salimos a la calle para protestar contra la guerra de Irak, el Prestige, el aborto o ETA.

El resultado es que cuando llegan unas elecciones, todo el mundo vota al PP o al PSOE, es decir, votan que la situación siga inalterada. Los primeros se enrocan en posiciones conservadoras y los segundos intentan hacer reformas progresistas pero eso si… reformas que no afectan jamás al beneficio de los empresarios, es decir, se ponen el traje de ovejita para el aborto, los matrimonios gays y asuntos similares. Estos temas resultan inocuos de cara a la economía pero distraen nuestra atención y nos dividen de forma que no hablemos de lo mal que está el hospital de nuestro barrio o de la mierda de contrato de trabajo que tenemos.

¿Que está pasando para que nadie se organice y luche contra esta situación? ¿Porque este conformismo?

La idea básica es que existen dos generaciones muy diferenciadas. La de los 60-70 y la de los 80-90. En los 60-70, España vivía una época de crecimiento industrial. Los salarios no eran para tirar cohetes, pero había empleo y la temporalidad era muy reducida. Era posible tener estabilidad, comprar una casita y casarse. Lo habitual era tener hijos a los 23-25 años. No tenían móviles ni Play Station pero tenían estabilidad y posibilidad de emanciparse. En esa época lo habitual era sentir orgullo de pertenencia en el trabajo, participar en asociaciones de vecinos, estar más en la calle y sobre todo, al tener estabilidad laboral, las relaciones entre compañeros de trabajo eran mucho más fuertes, llegando a formar estrechos lazos entre ellos. La lucha obrera era mucho más organizada debido a que todos tenían como enemigo común a la dictadura y las divisiones de pensamiento desaparecían. Las huelgas eran mucho más salvajes y la presión sobre el empresario mucho mayor, lo que tenía como resultado que la brecha entre beneficio del empresario y explotación laboral del trabajador fuese mucho más contenida que en la actualidad.

palos

Desde que finalizó la transición y llegó el gobierno socialista (década de los 80), comenzó la liberalización económica. El objetivo era que mediante ésta pudieramos converger en Europa. La lucha obrera se atenuó. Nos relajamos todos. Ya no había un objetivo común como el régimen franquista contra el que ir en grupo. Los sindicatos principales se vendieron al gobierno socialista y se convirtieron en sus marionetas. Mientras todo esto ocurría la gente estaba cegada por la movida madrileña y las novedades de la democracia. Hablando claramente, nos la estaban metiendo doblada, con vaselina eso si. Por poner un ejemplo, la tasa de temporalidad, es decir los maravillosos contratos basura que flexibilizaban de manera encubierta el despido y la precariedad siguieron la siguiente progresión: en 1987 el 18%, en 1990 31%, en 1993 33% y en 2009 34,4%. En 1994 se regularon por ley las famosas ETT’s.

trabajador naval

¿Porque se permitió todo esto? Básicamente porque nuestros padres, nos pueden mantener. Lo normal es que tengan una casa comprada hace años, un empleo más o menos estable desde hace años y que no nos obliguen a aportar dinero para la casa porque más o menos se apañan y no les parece bonito depender de sus hijos. Nosotros, al no ver en peligro nuestro bienestar, no somos exigentes, nos da igual tener un contrato temporal o que nos paguen una mierda porque como vivimos en casa de los padres, a poco que ganemos es suficiente para nuestros vicios y hambre no vamos a pasar porque nosotros no pagamos la compra.

Estamos viviendo bien gracias a la lucha obrera de los años 60 y 70. En el trabajo no nos relacionamos con los compañeros y estamos deseando largarnos. Nos pagan poco porque siempre habrá alguien que trabaje por menos que nosotros (que seguramente vivirá en casa de sus padres). Nos interesa poco o nada si hay o no comité de empresa y si la cosa va mal no peleamos, simplemente volvemos al nido familiar y volvemos a buscar otro empleo con tranquilidad.

¿Para que vas a molestarte en tener amistades en el trabajo si todo el mundo está deseando cambiar de curro y en cuanto formas un grupo laboral, la mitad se va porque se les acaba el contrato? ¿Para que vas a pedir más dinero si la empresa no te valora y te quita y pone a su antojo? ¿Que joven va a pensar en estas condiciones en emanciparse, buscar pareja y casarse?

El resultado es que la situación actual es un sálvese quien pueda, haz en amor en el coche o en casa de tu novio/a cuando sus padres se vayan de puente, ni se te ocurra dejarla embarazada porque no vas a poder mantenerlo con tu mierda-empleo y olvidate de comprar una casa, además si te compras una casa vas a ser el bicho raro de tu grupo y nadie va a entenderte, porque con lo bien que se vive con los padres… te dirán… quedate en casa de los padres y ahorra y no entenderán que tu deseo es vivir solo y no ser un parásito en el nido familiar.

La solución empieza por que los jóvenes se acerquen a los viejos sindicalistas en las empresas y luchemos desde la base contra la temporalidad. Sus consejos y ánimos pueden ser útiles. Nosotros tenemos que creernos las viejas historias de logros del pasado. Nos han metido en la cabeza que no vale para nada la lucha obrera y con eso consiguen que miremos impávidos como el beneficio empresarial crece desproporcionadamente frente al sueldo de los trabajadores. No tenemos que ser ingenuos, los partidos políticos no van a solucionarnos de oficio nuestros problemas. Los sindicatos tampoco. La única forma de hacer frente a la injusticia laboral que vivimos actualmente es la organización de los trabajadores, dejando a un lado ideas políticas y formar una piña.

Astilleros_Rio_Santiago_27-05-09

De momento estamos lejos de conseguirlo, pero no es imposible. Si nuestros padres se organizaron, ¿porqué no vamos a hacerlo nosotros? Ya está bien de dejar que España esté a la cabeza en temporalidad y salarios bajos. Nos dedicamos a echar la culpa a los partidos políticos y a lo mejor la culpa es nuestra, de los jóvenes que llevamos años permitiendo la situación sin hacer nada para cambiarlo, sin organizarnos en las empresas.

Permalink Dejar un comentario